Fundación Libérate
LSD

LSD, trip, papeles, ácidos… ¿Qué debemos saber?

En la actualidad es muy común escuchar que los jóvenes consumen LSD, trip, papeles o ácidos, entre muchos de los otros nombres que puede tener esta sustancia, pero ¿cómo podemos notar que una persona lo ha consumido?, ¿qué efectos genera en el cuerpo?, ¿qué complicaciones en la salud puede generar?;

estas, son preguntas que generan mucho interés a la hora de querer saber si alguna persona que es cercana está consumiendo esta sustancia y que en este artículo le ayudaremos a resolver.  El LSD es una sustancia psicoactiva que fue descubierta por Albert Hoffman en 1943 al ingerirlo de forma accidental, llevándolo a conocer todos los efectos de la misma, es una de las sustancias químicas más potentes para cambiar el estado de ánimo y se obtiene a partir de ciertos compuestos de un hongo que crece en algunos granos. Esta sustancia en su presentación mas pura, no tiene ningún color ni olor y posee un sabor amargo, es conseguida en la calle en pequeños cuadros de papel absorbente que pueden tener diferentes dibujos animados o imágenes llamativas, también se puede encontrar de forma líquida o en presentación de cubos de “gelatina”, pero independiente de la forma en que sea presentada, la sustancia genera los mismos efectos. Al consumir la sustancia, su duración es de aproximadamente doce horas, en las cuales se presentan alucinaciones, tales como escuchar sonidos que no son reales, se genera una percepción totalmente distorsionada de lo que rodea a la persona que lo consume y produce alteraciones en el estado de ánimo, también puede producir insomnio y pérdida del apetito; los efectos que genera esta droga son tan fuertes que el consumidor puede confundir qué esta ocurriendo en la realidad con lo que le está produciendo el consumo de la sustancia. Para identificar a una persona que ha consumido LSD o se encuentra bajo los efectos del mismo, basta con notar que hay dilatación de las pupilas, la persona se encuentra muy alerta y vigilante, puede presentar náuseas y la conocida “piel de gallina, del mismo modo, la persona que ha consumido la sustancia puede presentar episodios de risa altamente prolongados y sin sentido aparente; con el fin de no ser descubierto, el consumidor evitará el contacto visual de modo que no haya forma de detectar las pupilas altamente dilatadas. El consumo frecuente de LSD puede generar en el consumidor luego de meses, semanas o años del consumo la presencia de recuerdos vívidos sobre la experiencia del consumo, generando confusión en el individuo, también puede haber existencia de episodios de psicosis en los cuales el consumidor no logra diferenciar entre la realidad y sus alucinaciones, entre otros problemas de salud relacionados.

El LSD, esta siendo consumido en nuestros escolares en edades tempranas la cual oscila entre los 15 años aproximadamente y la cual se ha encontrado su consumo con más frecuencia entre los jóvenes y adolescentes de nuestros colegios.

Lo anterior es una breve descripción sobre el LSD, que puede servir para resolver algunas dudas que surgen al momento de tener la sospecha de consumo de alguna persona que se encuentre en nuestro alrededor, son los conceptos básicos y concretos a la hora de querer saber un poco más de esta droga y de las implicaciones que tiene su consumo.

 

http://www.vidasindrogas.org/drugfacts/prescription-drugs.html

http://www.esperanzaparalafamilia.com/Rev/Articulos/2007/HTM0228_04.php

 

Liberate

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *