Fundación Libérate

¿Cómo manejar el craving en confinamiento?

Por Juliana Rey – Psicóloga en formación en Fundación Libérate

El craving es definido como el deseo intenso de consumir y es común en todos los pacientes con consumo problemático de sustancias psicoactivas (Tiffany & Wray, 2012). El manejo del craving es un factor importante para la adherencia al tratamiento y no manejarlo es la causa de muchas recaídas (Tiffany & Wray, 2012).

Existen cuatro tipos de craving: el primero es el que surge como respuesta a la abstinencia generando malestar por la ausencia de la droga o la conducta adictiva; el segundo responde a la falta de placer, de modo que el consultante intenta modificar el malestar propio de un estado de ánimo o del aburrimiento, sintiendo las ansias de consumo.

El tercero es por condicionamiento, es decir cuando el uso de la droga se ha asociado a lugares, personas, alguna canción en particular o algún otro estímulo y en presencia de este incrementa el deseo de consumir. Por último, el craving se da en respuesta a deseos hedónicos, es decir, cuando el consumo se ha asociado al incremento de placer de actividades que competen a la satisfacción de necesidades primarias y que de forma natural generan placer, como combinar droga con sexo, comida, entre otros. (González y García, 2011).

Durante el confinamiento preventivo es importante manejar el craving desde casa, debido a que la falta de interacción social puede dar lugar al aumento de la aparición de este deseo intenso de consumir por diferentes motivos: aburrimiento, modificación de un estado de ánimo o malestar a causa de la abstinencia. (González y García, 2011)

Por lo cual, en Fundación Libérate hacemos las siguientes recomendaciones:

  1. Identifique emociones y pensamientos asociados, esto le permitirá regular la influencia que estos pensamientos tienen sobre usted (Stalcup, Christian, Stalcup, Brown y Galloway, 2006)
  2. Programe sus actividades: Realice un cronograma semanal de lo que hará semana a semana, equilibrando entre actividades laborales o académicas y actividades placenteras como leer un libro, ver televisión, realizar alguna actividad en familia; esto le ayudará a establecer fuentes de refuerzo que no estén relacionadas con la droga (González y García, 2011).
  3. Utilice estrategias de relajación como respiración diafragmática. (Witkiewitz & Bowen, 2010)

Puede ver aquí respiración diafragmática

En Fundación Libérate estamos comprometidos con los procesos de libertad de nuestros pacientes. Nuestra invitación es que el confinamiento sea una oportunidad para ejercitar la Libertad de elegir.

Referencias:

González, J. M. M., & García, A. V. (2011). Creencias básicas adictivas y craving. Adicciones, 23(1), 45-52.

Tiffany, S. T., & Wray, J. M. (2012). The clinical significance of drug craving. Annals of the New York Academy of Sciences, 1248, 1.

Stalcup, SA, Christian, D., Stalcup, J., Brown, M. y Galloway, GP (2006). Un modelo de tratamiento para la identificación y el manejo del deseo. Journal of Psychoactive Drugs , 38 (2), 189-202.

Witkiewitz, K., & Bowen, S. (2010). Depression, craving, and substance use following a randomized trial of mindfulness-based relapse prevention. Journal of consulting and clinical psychology, 78(3), 362.

Liberate

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *