Fundación Libérate
Prevención

La prevención del consumo se construye en la cotidianidad

5 pautas de crianza para la prevención del consumo de drogas, alcohol y cigarrillo.

En general los padres de hijos adolescentes o preadolescentes se preocupan por el estado de vulnerabilidad en el que se encuentran sus hijos frente al consumo de cigarrillo, drogas y alcohol, debido a que su ambiente social se encuentra integrado por lo que coloquialmente llamamos “malas influencias” que los incitan a este consumo. Pero, ¿se ha preguntado usted como padre qué puede hacer en la cotidianidad para prevenir este tipo de conductas?

Desde la Fundación Libérate, citamos algunas acciones claves que podrá realizar con su hijo y brindarle ayuda para que cuente con herramientas que lo hagan más fuerte frente a las propuestas de consumo.

 

  1. Comuníquese con su hijo: Si usted como padre desarrolla habilidades para comunicarse con su hijo estará en la capacidad de detectar de manera temprana algunos problemas.

 

Para una buena comunicación tenga en cuenta lo siguiente:

  • Asegúrese que sea un buen momento para hablar con su hijo, resuelva todas las situaciones que pueden generar interrupciones.
  • Limite las distracciones: mantenga su celular lejos de su alcance o evite que el televisor se encuentre prendido. No permita que los medios de información le quiten la prioridad y la importancia de la conversación.
  • Organice sus pensamientos y trate de estar estable en su emoción en cualquiera que sea la circunstancia, usted requiere transmitir a su hijo tranquilidad y apertura a la comunicación.
  • Haga preguntas a su hijo demostrando interés por lo que hace y procure siempre establecer preguntas en las que su hijo comparta como resuelve sus situaciones y hágalas en un lenguaje positivo.
  • Fomente en su hijo la resolución de problemas y pregunte en situaciones hipotéticas como sería su forma de actuar.

 

  1. Mantenga la calma: a pesar de conocer situaciones por parte de su hijo que lo alteren o con lo que usted no está de acuerdo,  recuerde tener dominio propio sobre sus emociones o impulsos, controle sus acciones y pensamientos. Si usted se siente muy enojado con la situación es mejor que haga un pare y decida si puede continuar, si no lo puede hacer retírese y dispóngase a retomar la conversación al siguiente día.

 

  1. Motivación: la motivación es clave para construir confianza con su hijo y favorecer una adecuada comunicación. Para motivar a sus hijos resulta útil:
  • Pídale a su hijo que comparta sus ideas, sus opiniones y sus sentimientos.
  • Escuche lo que tiene que decir, tenga en cuenta que cuando usted está preguntando le está cediendo el turno para expresarse, así que concéntrese en escuchar con todos sus sentidos y no interrumpa las respuestas para imponer su punto de vista.
  • Pídale a su hijo que opine sobre planes o decisiones familiares.
  • Solicítele ideas para resolver problemas, esto le afirmará su carácter y le permitirá sentirse parte del proyecto de vida familiar.
  • Evite realizar prácticas como: ser sarcástico o negativo acerca de las capacidades de su hijo; comparar a su hijo con otras personas como hermanos, primos, amigos; recordarle a su hijo los fracasos anteriores; impedir que su hijo termine las tareas que han iniciado.

 

  1. Sea modelo de sabiduría y prudencia: para que su hijo sea entrenado en la resolución de problemas puede hacer lo siguiente:
  • Aporte ideas: realicen una lista de ideas cuando se encuentren frente a diferentes situaciones que demanden una decisión, por más sencilla que sea esto lo ayudará a desarrollar un criterio.
  • Evalúen las ideas que han seleccionado y defina cuál es la mejor opción.
  • Escojan y negocien una solución con argumentos sencillos pero adecuados.
  • Realice seguimiento de la situación y de la solución que eligieron para el problema.

Tenga en cuenta que en la resolución de problemas puede usted caer en trampas, por lo tanto, evite buscar culpables o menospreciar a otra persona; trate de no justificarse o justificar a su hijo; no haga suposiciones de la otra persona; no mencione el pasado y evite palabras como “siempre” o “nunca”; no sermonee. Decir frases sencillas y contundentes suelen ser más efectivo.

  1. Establezca límites:
  • Diseñe reglas simples, claras y específicas
  • Asegúrese que su hijo entienda las reglas
  • Tenga una lista de consecuencias
  • Haga seguimiento a sus hijos
  • Evite las amenazas.

En la Fundación Libérate creemos en la prevención como  la mejor herramienta para formar a nuestros hijos y darles la libertad de elegir con responsabilidad.

Estas pautas no solo serán útiles para que su hijo prevenga el consumo de sustancias psicoactivas; también, le servirán para mejorar la relación con su hijo y podrá de manera temprana detectar situaciones de riesgo en las que ellos puedan están involucrados.

Desde la Fundación Libérate estamos comprometidos en brindar herramientas de apoyo para lograr disminuir los índices de consumo, a través de nuestro Programa de Prevención:  “Open-Close: Abre los ojos, cierra las puertas a las drogas y ¡Libérate!”.

Para conocer más sobre este programa y cómo usted,  además puede contribuir a que los niños y adolescentes mas vulnerables de Colombia  tengan las herramientas adecuadas para decidir libremente el camino sano, libre de alcohol, drogas y cigarrillo, ENTRE AQUÍ….

 

 

Liberate

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *