Fundación Libérate
Drogas Sintéticas

¿Entiende usted lo que es: GHB, PCP o Ketamina?

A simple vista podríamos pensar que se trata de algunas siglas de un nuevo movimiento o tal vez algún tratamiento para el cabello pero, la realidad es que son las nuevas sustancias psicoactivas que están atacando a nuestros jóvenes y que por desconocimiento no sabemos cómo identificarlas.

En un informe de 2017, el Sistema de Alertas Tempranas del Observatorio de Drogas de Colombia revela que desde 2007 ha reportado la detección de un total de 28 nuevas sustancias psicoactivas en nuestro país, por ende, es un factor que aumenta el riesgo de que nuestros jóvenes caigan en el consumo.

Nuestro psicólogo Esteban Martínez Martínez preparó una serie de recomendaciones para que sepamos identificar las drogas sintéticas, sus riesgos y consecuencias.

Lo invitamos a que comparta esta información con sus contactos, que lo lean con sus hijos en casa, estos sencillos actos ayudan en la prevención.

 

¿Qué son las drogas sintéticas?

Reciben este nombre aquellas sustancias que se fabrican a través de procesos químicos y que, por ejemplo, a diferencia de la marihuana, el tabaco o la cocaína, no son el resultado de una hierba o vegetal, sino de la manipulación de compuestos químicos en ambientes de laboratorio no muy confiables o clandestinos.

Normalmente son compuestos activos no deseados de drogas legales por sus efectos indeseables y nocivos, y por esto son abandonados por las farmacéuticas, es decir, son residuos de la producción de fármacos de producción legal que son utilizados como sustancia de abuso y derivados de la anfetamina, la metanfetamina y la mescalina, estimulantes y alucinógenos del sistema nervioso.

 

¿Cómo las identifico?

Comúnmente son distribuidas en forma de pastillas, cápsulas, polvos y líquidos, los cuales habitualmente se presentan con colores llamativos, que a su vez crean la expectativa en el consumidor de experimentar mayores efectos alucinógenos y estimulantes.  

 

¿Cuáles son? 

  • Éxtasis: Puede presentarse en pastillas o pequeños cristales, tiene un efecto en el aumento energético y de la percepción a través de los sentidos, produciendo sensación de bienestar, cercanía sexual y conexión con las demás personas. Su efecto se comienza a sentir alrededor de una media hora después de consumida y dicho efecto dura alrededor de 4 o 6 horas.
  • Speed: Puede presentarse en un polvo blanco, sin olor y cristalino, generalmente es adulterado con amoniaco o veneno para ratas. Tiene un efecto más intenso que el éxtasis y puede ser más adictivo, produce sensación intensa de placer, disminución de la sensación de cansancio y aumento de la atención y concentración.
  • Popper: Puede presentarse en tarros pequeños, que contienen un líquido incoloro y sin olor que normalmente se inhala. Tiene un efecto estimulante, genera sensación de euforia y desinhibición sexual. Sus efectos desaparecen de manera rápida y son seguidos de sensación de cansancio y decaimiento.
  • GHB o Éxtasis líquido: Puede presentarse en un líquido incoloro e inoloro. Aunque se conoce con este nombre no tiene los mismos efectos, produce un efecto contrario de depresión del sistema nervioso.
  • Polvo de Ángel o PCP: Puede presentarse como un polvo blanco que puede disolverse en agua o alcohol, en pastillas, cápsulas o polvos de colores. Es un anestésico que se dejó de usar por la medicina porque provoca delirios y conductas irracionales.
  • Ketamina: Puede presentarse en un líquido que se vende para ser inyectado, en polvo, cristales, pastillas y cá Es un derivado del polvo de Ángel, por lo tanto es un anestésico con un potente efecto analgésico.

 

¿Por qué son tan populares entre los jóvenes? 

La mayoría de los consumidores lo hacen por diversión o recreación. Su percepción de “Soy un superheroe” cuando están bajo consumo, les permite sentir que todo a su alrededor es placentero y los desinhibe de tener comportamientos de alto riesgo contra su vida y la vida de los demás, motivo por el cual es tan popular en los adolescentes y adultos jóvenes, ya que para ellos es de vital importancia mostrar un sentido de superioridad y quieren ser aceptados en su nuevo círculo social, llegando a presentar comportamientos como por ejemplo, manejar carro o moto a alta velocidad, bailar sobre el borde de un edificio o en una terraza, tener relaciones sexuales con personas extrañas y generar riñas callejeras en las que ciertamente pueden terminar muy lastimados.

Adicionalmente es importante saber que en la actualidad de los países latinoamericanos es cada vez más frecuente que la venta de este tipo de sustancias se realice dentro de los ambientes de fiesta clandestinos, de la misma forma que en establecimientos legales, esto debido a que muchos de los jóvenes actualmente tienden a falsificar su documento de identidad para poder ingresar a determinados lugares de fiesta, donde hasta el momento no se ha logrado tener un control total de este expendio por parte de las autoridades.

 

¿Cuáles son sus efectos físicos y psicológicos? 

Este tipo de sustancias en específico son muy peligrosas, esto se debe básicamente a que sus efectos no son claros y varían según su proceso de fabricación. Los científicos afirman que este tipo de sustancias, entre las que se pueden destacar la Ketamina o el Éxtasis, afectan los sistemas neuronales y la materia gris del cerebro de manera aguda y crónica, como efecto resultante del uso repetido de estas, además, el cuerpo también desarrolla tolerancia y pide más sustancia, con la consecuencia casi inmediata de un riesgoso aumento de las dosis.

Los efectos inmediatos que podemos notar en alguien que ha consumido este tipo de sustancias son, euforia o hiperactividad, dificultad para mantener su patrón de sueño o conciliar el sueño, sin embargo también es usual verlos dormir en exceso, cambiar sus hábitos alimenticios drásticamente, mostrarse más irritables y desconfiados de lo habitual, presentan cambios en la coloración de la parte blanca de sus ojos, dilatación o disminución del tamaño de las pupilas y abandono de las responsabilidades sin causa aparente.

Por otra parte generan diferentes consecuencias a mediano y largo plazo, como la pérdida de memoria, disminución en el interés por el sexo, ansiedad, depresión, obsesión, ideas de paranoia, ataques de pánico, episodios psicóticos, alucinaciones visuales y auditivas, arritmia cardiaca, convulsiones, insuficiencia renal, trombosis, infartos cerebrales, hipertensión y falla cardiaca.

NOTA: Tienen alto riesgo de generar sobredosis por consumo y causar la muerte a causa de la misma, por lo tanto, es importante acudir a los diferentes servicios de salud y acudir a valoración psicológica.

 

 

Liberate

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *