Fundación Libérate
COnsumo responsable

8 comportamientos de un consumidor responsable

Rafa, como le dicen los amigos de Rafael Conres, es Director de Contabilidad de una prestigiosa empresa del sector de hidrocarburos, siempre se le ve muy caballero, serio y firme en sus decisiones administrativas, el trato con sus compañeros de oficina y con sus superiores siempre es cordial y respetuoso, es una de esas personas que la sociedad califica como intachable. Rafa en su casa también es un gran esposo, padre y muy buen hijo, conserva su trato amable y respetuoso con toda su familia y amigos.

Pero, especialmente por esta época de festividades de navidad y año nuevo, a Rafa ya no le dicen Rafa, le dicen Rasca o Rascael, porque en la fiesta de fin de año de la empresa se pasa de copas, pierde el sentido, su seriedad desaparece y de repente es el más cómico del grupo, no teme en ir a abrazar al jefe y decirle que es un viejo tacaño o sacar a bailar a la secretaría y decirle que la quiere mucho y que él sería un excelente padre para sus hijos, ah! eso sin antes haberle dicho a todos sus compañeros que la empresa no sería lo que es hoy si no fuera por su mano fuerte con los gastos y los ajustes salariales, gritándolo ante todos los asistentes con su corbata a medio ajustar, su camisa por fuera del pantalón y su cabeza arropada por el gorro del vigilante del edificio.

¿Conocemos muchos Rafa verdad?, está época es de celebración familiar y de reencuentro, evoca sentimientos y emociones profundas en las personas, desde nuestra Fundación queremos invitarlos a que hagan un buen uso de la libertad, una libertad responsable, por eso durante este mes estamos promoviendo una campaña para prevenir que la euforia y los excesos propios de estas festividades, le causen malos momentos y en algunos casos, consecuencias irremediables.

Nuestras tradiciones son inmensas, nos gusta compartir con nuestros seres queridos, sin embargo muchas familias realizan un uso indebido del alcohol, por lo que también es una época en donde aumentan los accidentes de tránsito, las riñas, muertes violentas y otras consecuencias desagradables.

Queremos hacerles una invitación a rescatar las tradiciones navideñas haciendo especial énfasis en la prevención del consumo de alcohol y a rescatar los valores familiares de protección para el consumo de sustancias psicoactivas.

 

Las reuniones familiares deben fortalecerse y mostrar el consumo responsable del alcohol, teniendo en cuenta que nuestros niños y adolescentes observan nuestro comportamiento y aprenden de él. Es aquí entonces cuando podemos prevenir el consumo a tempranas edades en nuestros niños:

  1. Administrarles licor a sus hijos o a menores de edad no va a hacer que “aprendan a tomar” o que “se vuelvan más machitos”; por el contrario, entre más temprana sea la edad de inicio de consumo, más probabilidad existe de generar dependencia al alcohol.

Las investigaciones han demostrado que los adolescentes reproducen en gran medida el modelo de consumo de alcohol que perciben de los adultos de su entorno social sobre todo de su entorno familiar, es por esto que con nuestras tradiciones y celebraciones podemos convertirnos en factores de protección para nuestros hijos.

  1. Celebrar la navidad en familia, fortalece los lazos familiares; escuchar a nuestros hijos, compartir tiempo con ellos, ¡comunicarnos y expresar nuestro amor incondicional y apoyo es el mejor regalo de navidad!

Es entonces cuando la navidad se convierte en un tiempo mágico de compartir y fortalecer a la familia como el principal factor de protección para evitar el consumo de sustancias psicoactivas.

 

¿Cómo hacer un consumo de alcohol responsable en estas fiestas?

  • Cada que consuma alcohol, hágalo de manera moderada: Es decir, no más de una copa por hora, ni más de dos copas por día en el caso de los hombres o de una copa en el caso de mujeres.
  • No se debe consumir más de 12 copas para hombres y de 9 para mujeres en una misma semana.
  • En ningún caso y bajo ninguna circunstancia administrar bebidas alcohólicas a menores de edad.
  • Si se encuentra bajo un tratamiento médico evite el consumo de alcohol.
  • Siempre que tome la decisión de consumir alcohol debe consumir alimentos antes y durante la ingesta de este, así permite que el alcohol sea absorbido de manera más lenta.
  • Deje suficiente espacio entre copa y copa, consuma agua en el intervalo y evite acompañar con alimentos dulces.
  • No haga mezclas de licores.
  • Si toma la decisión de consumir licor bajo ninguna circunstancia conduzca vehículos.

 

¡Por una navidad realmente placentera!

 

 

 

Liberate

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *