Cuando tu “media naranja” pasa a ser tu “medio limón…”

admin.liberateFamilia

Las mujeres son más propensas a sufrir de dependencia emocional que los hombres, en parte porque desde edades tempranas se les enseña a buscar el amor como fin último para poder cumplir los objetivos de su vida y poder sentirse plenas. Si por algún motivo no aparece el hombre ideal y la mujer se encuentra sola, muchos lo pueden considerar como un fracaso para su vida.
Este problema radica principalmente en el miedo a la soledad, el cual influye en la toma de la decisión al elegir pareja, ya que la necesidad de tener compañía acelera la elección y muchas veces no se obtiene el resultado que se espera, lo que puede provocar relaciones dolorosas y conflictivas que pueden desencadenar en una terrible depresión.

Muchas de las personas que caen en este apego son incapaces de desprenderse de su pareja sentimental, debido a que piensan o creen que su felicidad depende de esa persona y no de ellas mismas, lo que las hace sentir que si se termina la relación no podrán volver a sonreír.

¿Sufres de dependencia emocional?

Si te sientes identificada con las siguientes afirmaciones puedes estar sufriendo de dependencia emocional:

  • Necesidad de aprobación por parte de los demás.
    Dificultad para comenzar nuevos planes.
  • Poner primero el interés de los demás ante el propio.
  • Cambio de opinión ante el criterio de los demás.
  • Nunca se toman decisiones.
  • Temor al rechazo.
  • Hacer cualquier cosa para agradar a la pareja.
  • Miedo a la soledad.
  • Las críticas afectan su estado de ánimo.
  • Incomodidad al estar lejos del compañero sentimental.
  • Recelo a decir la palabra no.
  • Sentimientos de tristeza y depresión.
  • Caer en chantajes emocionales.
  • Permitir el sufrimiento antes que abandonar la relación.

La dependencia emocional no solo se presenta en las relaciones amorosas; también pueden darse en amigos, familiares o personas con las que se logra establecer un vínculo que llega a ser importante en la vida de una persona y que posteriormente resulta muy difícil de romper.

Claves para superar la dependencia emocional

  • Disfruta del tiempo contigo misma.
  • Interactúa con gente nueva.
  • Invierte tu energía en actividades que te hagan más feliz.
  • Fortalecer tu autoestima y el amor propio.
  • Analizar si la relación en la que te encuentras te proporciona felicidad.
  • Seguir adelante aprovechando a cada persona que nos acompaña en el camino.
  • Aprovechar los cambios que se presentan en la vida.

Recuerda que con ayuda y determinación cualquier dificultad se puede superar. La Fundación Libérate tiene los brazos abiertos para recibirte y ayudarte ante este tipo de situaciones.