Alcohol Efectos Agudos

Ideas MediaFamilia

El alcohol es obtenido por la fermentación anaerobia de los hidratos de carbono proceso conocido como “fermentación alcohólica”, este proceso lleva entonces a la producción de etanol mediante la actuación de unas levaduras sobre ciertos frutos o granos como la uva, la manzana, la cebada o el arroz.

El alcohol comercializado en diferentes tipos de bebidas ingresa vía oral a nuestro cuerpo y es absorbido mayoritariamente en el intestino delgado (80%) y en el estómago (20%). El alcohol se presenta con una molécula muy hidrosoluble por lo cual se distribuye por todo el agua corporal, siendo las concentraciones muy similares a las de la sangre en la mayoría de tejidos y órganos; el metabolismo se hace principalmente en el hígado en un 90- 98% y en el riñón en un 2- 10 %.

Efectos Agudos del Alcohol:

La acción principal es la depresión del sistema nervioso central. En fases iniciales disminuye el autocontrol, mayor fluidez verbal, sensación de bienestar, risa fácil y deshinibición. Después aparecen los efectos típicamente sedantes con una reducción de la capacidad de rendimiento, torpeza, dificultad al andar, perdida de reflejos, sedación. Los casos graves de intoxicación determinan perdida de conciencia, coma e incluso muerte por depresión cardio respiratoria.

Tras el uso crónico del alcohol se observan cambios físicos importantes y enfermedades como: Hipertensión arterial, cardiopatías, alteraciones del ritmo cardiaco, accidentes cerebro vasculares, trastornos digestivos, reflujo gastro esofágico, gastritis, pancreatitis, cirrosis, trastornos muculares, trastornos hematológicos y trastornos metabólicos.

Alrededor del 10% de los bebedores de alcohol desarrollan una adicción y de ellos el 4% lo harán a los 5 años de inicio del consumo. La dependencia al alcohol es el resultado de fenómenos neurológicos de adaptación, Así, al parar bruscamente o disminuir de forma importante la ingesta del alcohol tras un consumo crónico, se produce una hipersensibilidad del cerebro que da lugar a la aparición de un conjunto de signos y síntomas clínicos desagradables, denominado síndrome de abstinencia del alcoholEl síndrome de abstinencia del alcohol se caracteriza por presentar molestias como náuseas (con frecuencia por la mañana), temblores (sobre todo en las manos) y ansiedad que se calman cuando se bebe alcohol.

Cuando el síndrome de abstinencia es más grave, pueden aparecer otros síntomas como aumento de la sudoración y de la frecuencia cardiaca,inquietud y finalmente el Delirium Tremens.

El alcohol resulta ser entonces una sustancia psicoactiva legal más peligrosa de lo que aparenta y resulta ser en una sociedad. Es por esto que la Fundación Libérate día a día trabaja en prevención en familia e individuo para disminuir la enfermedad generada por alcohol así como todo el daño social que este genera.